¿Qué es el BIF? ¿Qué lo genera?

El BIF cuyas siglas significan Branded Influencer Fatigue, es un fenómeno que afecta al consumidor y cuyos síntomas aparecen como un colapso de marcas asociado a la publicidad masiva.

Según recientes estudios, se calcula que una persona puede tener al día contacto con casi 3000 marcas y que únicamente 1 de cada 4 le parece interesante.

Muchas marcas optan por publicitarse en redes sociales a través de influencers y personajes famosos. Este método empieza a saturar al consumidor ya que casi la mitad (47%) opina que los contenidos que ofrecen son de baja calidad y resultan repetitivos.

¿Quiénes son los microinfluencers?

Son influencers que llegan a un público más reducido que los personajes famosos, pero son más creíbles y tienen un grado de implicación mayor con sus seguidores; además humanizan la marca, generan confianza y crean una alta interacción con su público.

Según un estudio, en España el 60% de los profesionales de marketing digital ya están utilizando estas figuras en sus campañas, aumentando esa cifra de forma considerable en los siguientes meses.

Y es que, a diferencia de los grandes influencers o personajes famosos, la publicidad de los microinfluencers es más natura y menos invasiva.

El motivo del aumento del BIF.

El principal motivo reside en el cansancio de la audiencia en relación con los contenidos que ofrecen los influencers. El 47% de los consumidores está cansado de los mensajes repetitivos y de baja calidad que los influencers publican en redes.

Cada vez hay un número mayor de usuarios que no quieren seguir a los famosos o a los influencers porque saben que cobran de las marcas para hacer publicidad de sus productos y prefieren seguir a alguien más cercano a ellos y que lo represente mejor.

El 55% de los consumidores considera que los contenidos de los influencers son demasiado materialistas y que distorsionan la vida real. Además, cada vez hay más influencers reconocidos, lo que genera un flujo interminable de contenido promocional que hace que el consumidor se vuelva menos receptivo y menos activo en redes sociales.

Desciende la confianza.

4 de cada 5 encuestados tienen más probabilidades de confiar en la review de un cliente anónimo que la de un Influencer. El consumidor busca autenticidad y la confianza recae en personas reales no en personajes ficticios.

Los microinfluencers tienen una comunidad comprendida entre 5000 y 10000 seguidores que están interesados en sus publicaciones, sus recomendaciones y, por tanto, son fieles.

Los nanoinfluencers cuentan con una comunidad de unos pocos miles de seguidores o incluso menos de 1000 y son fans de la marca de la que hablan, aportando comentarios referidos a sus experiencias con los productos.

Se concluye que cuanto más pequeña es la comunidad de seguidores, más participativa es y más credibilidad tiene el Influencer. Por el contrario, a medida que crece en número baja el poder de influencia y la fidelidad de los seguidores.


Recuerda que puedes dejar tus comentarios y un «¡Me Gusta!» 👍 que nos ayudará a seguir publicando más contenidos de valor corporativo. Si tienes alguna duda o necesitas asesoría sobre el tema de hoy, no dudes en contactar con nosotros a través de los medios que ponemos a tu disposición:

DYNAMIC PUBLICIDAD ONLINE S.L.
📧 info@dynamicpublicidadonline.com
🌐 www.dynamicpublicidadonline.com/contactar
☎️ (+34) 915 904 930 – Centralita 1
☎️ (+34) 915 904 937 – Centralita 2
📱 (+34) 652 369 520 – Whatsapp
🛠 (+34) 689 757 347 – Soporte Técnico

¡Visítanos y síguenos! 👍 búscanos en las redes como:
@dynamicempresas | #dynamicempresas